Compartir
El Camino del Whisky


por Juan Carlos Baucher - Brand Ambassador Johnnie Walker

Intentar desandar el camino del whisky es transitar y disipar la niebla de las humedas, frias y lejanas tierras altas de Escocia, o en el mejor de los casos enfrentarse a historias y leyendas que agigantan los mitos y encienden aun mas el fuego de los alambiques.

Testimonios de reyes, poetas, artistas y personalidades han ido forjando el imaginario y la mistica de una que hoy esta asociada al lujo y al status.

El primer registro escrito, del año 1494, nos habla de un tal fraile John Corr, de una abadia en el condado de Fife, que adquirio aproximadamente 150 kgs de cebada para la elaboracion de Agua Vitae. El termino utilizado antiguamente por los escoceses era el de Uisge Beatha o Usquebaugh que en gaelic (una rama del idioma celta que aun se siguye hablando) significa Agua de Vida, nada tan beato como sus origenes espirituales.

La historia también nos deja testimonios del Rey Jacobo IV en Inverness (Highlands año 1506), bebiendo una partida de Agua de Vida destinada a su persona. La corte del rey estaba poblada de entusiastas bebedores que se median antes las botellas de aquel whisky.

Robert Burnos (1759-1796), poeta escoces, ha dejado a la posteridad una sintesis perfecta: "Si la Escocia fuese una tela tejida por los años, el whisky seria esos hilos de oro que van trazando sus formas". Y fue más allá al proclamar: "Whisky y libertad van de la mano". Indudablemente la mano hábil de un inglés controlaba Escocia en ese momento (anexada al Reino Unido en 1707).

La Reina Victoria construyo a mediados del siglo XIX su casa de descanso, castillo en realidad, en Balmoral (Highlands, Escocia) y su primera impresión fue la siguiente: "Nada tan apacible, delicado y vivificante como el aire que se respira aqui... rodeada de castillos señoriales, bosques, lagos y esta paz que tan distante me pone de Londres y su mezquindad..."

Detrás de aquel castillo se encontraba una destilería llamada Lochnagar. La reina junto al entonces principe Alberto, disfrutaban del delicado single malt de la destileria tanto que en su majestad le otorgaron el titulo de Royal pasando entonces en aquel momento a denominarse Royal Lochnagar, uno de los mas preciados tesoros de Escocia que hoy forma parte del exclusivo blend Johnnie Walker Blue Label, la joya de la corona de la Casa Walker.

La reina tambien fue generosa con los barones del whisky de aquella epoca. Entre ellos otorgo el titulo de Sir a Alexander Walker (nieto de John Walker) quien construyo junto a su hermano George Walker la marca global que es hoy Johnnie Walker. La herencia de su padre y de su abuelo se ve reflejada en cada una de las botellas de la marca.

El rey George V, nieto de la reina Victoria, durante su reinado, otorgo a Casa Walker la garantia real como proveedores de la corona. Hoy Johnnie Walker ha retribuido tal gentileza recreando el espiritu del rey con su Johnnie Walker Blue Label King George V, un sofisticado blend raro por lo escaso y exclusivo.

Hoy cuando los tiempos nos corren y apuran es bueno redescubrir la lentitud frente a un whisky y asi tomarnos un tiempo... El tiempo para disfrutar, el tiempo para compartir, el tiempo para jerarquizar e inmortalizar momentos y recrearnos nuestra especial forma de ser.







 
 
 
 
 
 
   
© Whisky Malt Argentina - Republica Argentina ® Todos los derechos reservados
Inicio - WMA - Noticias - Scotch´s - Bourbon´s - No Scotch´s - Whiskystyle - Biblioteca - Socios - Asociarse - Staff - Publicidad - Contacto - Whisky Malt Argentina