Compartir
Viejos son los trapos


Este no es un trago antiguo, es un trago clasico y que no pasa de moda. Se trata de uno de los cócteles más antiguos y también de uno de los que más desacuerdo imprime por causa de las incontables recetas que existen. Pero después de las comidas hay pocos tragos más apropiados que un Old Fashioned.

En un mundo etílico perfecto, o si prefieren en armonía con el alcohol, la gente bebería un Dry Martini antes de los almuerzos y de las cenas, y, en casos aislados, en vez de ellas. Pero después de las comidas y si la sobremesa invita a ciertos desahogos, hay pocos tragos más digestivos y apropiados que un Old-Fashioned.

Se trata de uno de los cócteles más antiguos y también de uno de los que más desacuerdo imprime por causa de las incontables recetas que existen. Hay cierta similitud entre el Dry Martini y el Old-Fashioned y se debe a que tanto el clásico combinado de ginebra (últimamente de vodka) y el de whisky, del que les hablo, representan dos maneras sofisticadas de beber alcohol casi puro con la ayuda, en cada caso, de los cítricos.

El whisky del Old-Fashioned debe ser americano, Rye mejor que Bourbon. Hay quienes lo prefieren de centeno. Muchos piensan que el azúcar tendría que mezclarse en un jarabe; otros se conforman con un simple terrón diluido en agua. Michael Jackson, gran bebedor y agudo observador, autor de Guía Internacional del Bar, recuerda que existen los que prefieren utilizar bitter angostura y quienes se decantan por el Peychaud. El Peychaud tiene un cuerpo más ligero y un aroma más floral que la angostura, procede de Haití y se popularizó de forma masiva en Nueva Orleans como un componente inexcusable del Sazerac, un cóctel que es precisamente una variación del Old-Fashioned que incorpora absenta.

En el Old-Fashioned se mezclan en un vaso de whisky dos cucharadas pequeñas de azúcar y unas gotas de bitter. Se remueve con una cuchara y se añade una proporción generosa de whisky hasta mediar el vaso. Se agita el contenido y se incorpora hielo triturado, que se vuelve a rociar de whisky hasta colmar, removiendo de nuevo con una cuchara. Incorporar una corteza de limón. Habitualmente se adorna con una rodaja de naranja y una cereza de maraschino. Hay quienes lo recomiendan con soda. Nosotros no lo recomendamos asi. Y si nos preguntan con que whisky prepararlo no dudamos: Evan Williams Green Label.







 
 
 
 
 
 
   
© Whisky Malt Argentina - Republica Argentina ® Todos los derechos reservados
Inicio - WMA - Noticias - Scotch´s - Bourbon´s - No Scotch´s - Whiskystyle - Biblioteca - Socios - Asociarse - Staff - Publicidad - Contacto - Whisky Malt Argentina