Compartir
Marketing diplomático


Ahora, para ser embajador uno puede haber estudiado para sommelier o peluquero. Y, como si fuera poco, quedarse a vivir en su país de origen. Hace varios años, un lanzamiento de Johnnie Walker Blue Label tuvo lugar en una mansión fastuosa, con la presencia de empresarios, personalidades distinguidas...

cortesia: Christine-Marie Andrieu, La Nacion www.lanacion.com.ar

Hace varios años, un lanzamiento de Johnnie Walker Blue Label tuvo lugar en una mansión fastuosa, con la presencia de empresarios, personalidades distinguidas y embajadores de países latinoamericanos. En un momento, el embajador de Venezuela se acercó a Juan Carlos Baucher y le dijo: "¿Así que usted es el dueño de casa, el embajador de Johnnie Walker? ¡Qué buena embajada! Le propongo que cambiemos de lugar, porque ser embajador de un país latinoamericano es muy conflictivo. Seguramente siendo embajador de una marca de whisky vive muy buenas experiencias y buenos momentos". Aunque la mansión no era suya, el resto de las suposiciones, según Baucher, son ciertas.

Se sabe: un embajador es el representante de un país en otro, que establece relaciones diplomáticas con el país que le toca visitar. Sin embargo, hoy no hace falta estudiar Relaciones Internacionales para ser embajador. Por lo menos embajador de whisky. "Yo vivo viajando y comunicando. Establezco vínculos y relaciones con el público", explica Baucher, sommelier y representante de la Argentina de Johnnie Walker.

Una aclaración: a veces se llaman embajadores de marca a las celebridades que son la cara de un producto. Pero no es lo mismo un embajador que otro.

Por su lado, Sebastián Nazábal, también sommelier, es embajador múltiple. De vodka (Absolut), champagne (Mumm) y whisky  (Chivas Regal, Royal Salute y Ballantine's). "El haber tenido una buena experiencia con la marca hace que luego los consumidores se conviertan en recomendadores en su entorno directo", explica Nazábal. O sea, como miniembajadores en sus propios círculos.

Para Baucher, su papel fundamental es el de comunicar, estar en contacto con clientes actuales y potenciales, con los empleados de la marca, con los medios. Además de capacitar a los que trabajan con el producto, entre sus actividades se destacan las "experiencias con los consumidores", como las catas guiadas en empresas, bares y hasta domicilios privados de gente con gustos premium.

Durante una cata de esta se recorre la historia de la bebida y la marca, lanzando datos impactantes como que hoy en el mundo se consumen aproximadamente cinco botellas de JW por segundo, y que las reservas de whisky de Escocia superan las reservas de oro del Banco Central del Reino Unido. Baucher guía catas a diario y resalta que, más allá de la información, su objetivo es que a los invitados les quede "el recuerdo de haber vivido un buen momento con la marca". Luego de las numerosas veces que el grupo alza sus copitas (de diferentes tamaños y formas para los distintos whiskies, que viajan con el embajador) y brinda diciendo salud en gaélico, inevitablemente se termina creando un buen clima.







 
 
 
 
 
 
   
© Whisky Malt Argentina - Republica Argentina ® Todos los derechos reservados
Inicio - WMA - Noticias - Scotch´s - Bourbon´s - No Scotch´s - Whiskystyle - Biblioteca - Socios - Asociarse - Staff - Publicidad - Contacto - Whisky Malt Argentina