Compartir
La destilería de George Washington


Maestros destiladores de Escocia están retrocediendo tres siglos para fabricar whisky de malta en el mismo lugar donde George Washington produjo su propio oro líquido. Con cebada importada de Escocia, están destilando las únicas 100 botellas de auténtico whisky de malta que saldrán de la finca del fundador de EEUU.

"Es muy emocionante estar haciendo todo artesanalmente", dijo a la AFP Bill Lumsden de la destilería Glenmorangie después de verter los últimos recipientes de mosto fermentado en los alambiques de cobre.

"Es casi como retroceder en el tiempo para producir whisky como se hacía hace 300 años", agregó John Campbell, de la destilería Laphroaig, frente la destilería de piedra que Washington construyó cerca de su molino en 1799.

"Es casi como que uno tiene que desaprender todo lo que ha aprendido", coincidió Andy Cant de la destilería de Cardhu. "Es algo completamente desconocido, pero creo que eso es la mitad de la diversión".

Minuciosamente reconstruida y reabierta en 2007, la destilería de Mount Vernon por lo general hace whisky de centeno, y en ocasiones brandy de durazno, con la misma receta de Washington, en cinco alambiques artesanales calentados a leña.

En su momento, fue la mayor destilería en el recién nacido Estados Unidos. En la actualidad, representa a una de las más de 400 pequeñas destilerías artesanales que han surgido en todo el país para atender a una clientela boutique.

Esta semana, sin embargo, es la primera vez que en Mount Vernon se produce un whisky de centeno de malta única, en memoria del escocés que introdujo al renuente Washington en el negocio de whisky.

La receta requiere dos días de destilación y redestilación, después de lo cual el alcohol resultante se vierte en barriles a medida, hechos de madera utilizada previamente para añejar bourbon de Kentucky, para que madure durante tres años.

"Espero que esto sea bastante intenso y con mucho cuerpo", dijo Lumsden, que alegremente declaró que las primeras gotas del dorado licor que salieron de los alambiques no fueron "para nada desagradables".

"Terminaremos con 100 botellas que se subastarán en todo el mundo", dijo Frank Coleman, del Consejo de Licores Destilados de Estados Unidos, un grupo industrial que financió la reconstrucción de la destilería de Washington.

A modo de comparación, Laphroaig produce 15 millones de botellas al año.

Las ganancias irán a una serie de organizaciones benéficas, dijo Coleman, incluyendo la asociación sin fines de lucro Mount Vernon Ladies Association, propietaria de la plantación con vistas al río Potomac, que mantiene abierta para los turistas.

George Washington, el héroe de la Guerra de Independencia contra el dominio colonial británico, se acercaba al final de su período como primer presidente de Estados Unidos cuando el encargado de la finca, James Anderson, lanzó la idea de construir una destilería de centeno.

Anderson estaba en el negocio de la destilación en su Escocia natal antes de emigrar a Estados Unidos, y por su correspondencia con Washington, estaba muy dispuesto a volver al ruedo.

Cuidadoso en un primer momento, Washington consultó a varios amigos de antes de acordar la construcción de la destilería de dos pisos junto a su muy rentable molino con el cual producía harina para exportar a Europa.

La destilería fue terminada en 1799, cuando produjo 11.000 litros de whisky de centeno con ayuda de seis esclavos. Washington murió en diciembre de ese año, pero la destilería se mantuvo en funcionamiento hasta un incendio en 1814.

"Creo que él estaría realmente orgulloso de nuestros esfuerzos aquí", dijo el maestro destilador de Mount Vernon, David Pickerell, quien también supervisa la destilería artesanal WhistlePig Farm en Vermont (noreste).







 
 
 
 
 
 
   
© Whisky Malt Argentina - Republica Argentina ® Todos los derechos reservados
Inicio - WMA - Noticias - Scotch´s - Bourbon´s - No Scotch´s - Whiskystyle - Biblioteca - Socios - Asociarse - Staff - Publicidad - Contacto - Whisky Malt Argentina