Compartir
La vuelta al mundo en 200 whiskies


El whisky es indudablemente el rey de las bebidas destiladas y lo demuestra el increible nivel de sofisticación al que ha llegado. Gana mercados mes a mes, año tras año, en todos los paises del mundo, conquistando a cada vez mas y mas paladares. Viva el rey.

Con permiso de la revitalizada ginebra (sobre todo en Europa) y el ambicioso ron (que cada temporada acapara una cuota más amplia en los mercados), el whisky puede considerarse, con toda justicia, el autentico rey de los destilados. Sólo en Escocia se producen anualmente mas de 475 millones de litros de esta bebida que continúa liderando el ránking de los espirituosos más demandados en el mundo. Pero no sólo por ello, ya que le sobran argumentos para triunfar en un cara a cara con cualquier otro.

Frente al vodka (desde hace algunos años de moda), puede oponer una historia más rica y extensa, que se inició cuando los celtas descubrieron que, destilando el mosto del centeno y la cebada, obtenían un preciado líquido al que llamaron uisge beatha (agua de vida). O, según otra versión, cuando un fraile irlandes obtuvo las primeras seis fanegas (unas 1.500 botellas), como medicina y "antídoto contra la tristeza" en 1494.

Frente al ron, puede oponer unos métodos de elaboración mejor reglamentados y una clasificación más precisa de sus variantes.

El whisky también supera con creces la diversificación que la ginebra ha desplegado con entusiasmo en los últimos años, exhibiendo una extensa tipología, acorde a los distintos orígenes, materias primas y añejamiento. Porque, a pesar de haber nacido en Escocia, puede ser también estadounidense, irlandés, canadiense e incluso sueco, indio, australiano, galés, inglés, francés… o segoviano. Y proceder de un destilado de cebada, centeno, maíz o trigo, aceptar o no el añadido de agua, haber sido elaborado por una sola destilería (single malt), combinar la producción de varias de ellas (pure malt), tener agregado de alcohol de grano (blended), provenir de una única barrica (single cask), de una selección de toda una bodega, madurar en distintos tipos de barrica y ser de una sola añada (vintage).

Como, además, puede haber sido embotellado por la destilería que lo ha producido o por una compañía independiente que adquiere lotes para añejarlos a su antojo, las posibilidades son practicamente infinitas.

Desde luego, es la diversidad, además de la nobleza del destilado, el factor que contribuye en mayor medida a que ese universo resulte tan apasionante. E inabarcable: ni siquiera el aficionado más intrépido -ni el más metódico- es capaz de conocer todos los whiskies del mundo en sus innumerables variantes.

En cualquier caso, lo cierto es que, incluso en un momento de vacas flacas y cuando la atención mediática parece centrarse en otras bebidas, como es el caso del vino en nuestro pais, la oferta continúa ganando en diversidad y excelencia y en consumidores tambien.

Valga como ejemplo, en este caso en España, La ruta del whisky, el catálogo que acaba de presentar la enoteca Lavinia en Madrid, París y Ginebra. Centrado en este destilado, presenta casi 200 referencias procedentes de todo el mundo. Como no podía ser de otra forma, la mayor parte de esta selección está basada en los más excelsos single malts escoceses, con las diferencias de carácter que aporta cada región (potencia y matices ahumados en Islay, refinada complejidad en Highlands, elegancia en Speyside, amable dulcedumbre en Lowlands y características propias en Mull, Campbeltown y Skye) y el estilo propio de un largo número de destilerías (algunas ya desaparecidas como la mítica Port Ellen).

Además, y aún sin salir de Escocia, el catálogo de Lavinia incluye algunos maltas de admirable longevidad y otros de selecciones en extremo exclusivas, como, por ejemplo, los de la colección Family Cask de la casa Glenfarclas, que contempla barricas únicas de 43 añadas consecutivas.

Más allá del repertorio escocés, La ruta del whisky presenta una atractiva gama de irlandeses y estadounidenses y, lo más sorprendente, unos cuantos destilados producidos en países que no suelen prodigarse en la elaboración como Suecia, Francia o India.







 
 
 
 
 
 
   
© Whisky Malt Argentina - Republica Argentina ® Todos los derechos reservados
Inicio - WMA - Noticias - Scotch´s - Bourbon´s - No Scotch´s - Whiskystyle - Biblioteca - Socios - Asociarse - Staff - Publicidad - Contacto - Whisky Malt Argentina