Compartir
Inversores en whisky


"Poderoso caballero es Don Dinero", dice la letra de Quevedo. Y refinado cuando quiere, podríamos añadir. En las enfangadas aguas de la crisis, los inversores arriman cada vez más sus ahorros al mar cristalino de las industrias del lujo. Y el whisky escala posiciones a gran velocidad para convertirse en un cotizado oro amarillo.

Si se mantiene fuera de la luz del sol, en posición vertical y a la temperatura adecuada, el whisky no madura en botella como el vino. No se deteriora. El arte del destilador y el sabor resultante quedan congelados en el tiempo, macerados solo por las leyes de la física, mientras su valor económico se multiplica a partir de los diez años.

Esta intuición fue confirmada mediante los modelos matemáticos correspondientes por Michel Kappen, un holandés con varios años de experiencia en banca y fondos de inversión que creó hace cuatro años el World Whisky Index, un mercado online de botellas de malta que intenta capitalizar la "explosión" en la demanda de esta bebida. "Mientras trabajaba promocionando whisky escocés en Holanda, me fijé en que la demanda es ilimitada, mientras que la oferta es muy limitada, porque las botellas se beben y las destilerías desaparecen", nos explica desde Ámsterdam. "Hice algunas proyecciones y me quedé muy sorprendido de los precios que se alcanzaban pasados 40 años: la curva de valor nunca deja de crecer", nos comento.

Existen innumerables tipos de whisky producidos a partir de diferentes granos en Escocia e Irlanda, y también en Estados Unidos o Japón. Ya en los 60 se produjeron las primeras transacciones de botellas como inversión, pero fue en los 90 cuando se dio la explosión que detectó Kappen.

Y el whisky de malta escocés (single malts) es, sin duda, el que cotiza al alza. La tendencia en el mercado es confirmada por Martin Green, especialista en whisky de la sede en Edimburgo de la casa de subastas Bonhams. "Llevo en el mercado del whisky desde los 90, y su crecimiento desde entonces es impresionante", afirma. Green dirigirá hoy una subasta de dos botellas de Glennfidich de 50 años con un precio de salida de entre 15.000 y 18.000 euros. "Su precio de adquisición original en 1991 fue de 2.500 libras (3.000 euros hoy), lo cual da una idea de su valor como inversión para una buena cartera de valores", nos aclara.

Bonhams batió su récord de una botella de whisky en diciembre, cuando un ejemplar de Glennfidich de 55 años de una barrica de la que solo se sacaron 15 botellas alcanzó las 46.850 libras (56.000 euros). Antes, una barrica de Macallan alcanzó las 288.000 libras (344.000 euros).

En 2011, Escocia exportó 34 botellas de "scotch" por segundo (83 millones de cajas de doce). EE.UU. es el primer mercado para este producto, que representa un 25% de las exportaciones de comida y bebida británicas, según la Asociación de Productores de Whisky Escocés. Francia —donde se vende más whisky escocés en un mes que cognac en un año— es el segundo. Y España, el tercero.







 
 
 
 
 
 
   
© Whisky Malt Argentina - Republica Argentina ® Todos los derechos reservados
Inicio - WMA - Noticias - Scotch´s - Bourbon´s - No Scotch´s - Whiskystyle - Biblioteca - Socios - Asociarse - Staff - Publicidad - Contacto - Whisky Malt Argentina